Nuevos líderes: Formación para el trabajo comunitario

La formación de líderes barriales, como resultado de un proceso personal de maduración que oriente la mirada hacia el barrio, fue uno de los desafíos del año 2013. Es por eso que a partir de abril se generaron dos nuevos proyectos, uno para jóvenes y otro para adultos, llamados Formación para el Trabajo Comunitario (FTC). Desde FTC se acompaña procesos de participantes que han demostrado cierto liderazgo y capacidad de proponer y gestionar actividades.

Los jóvenes que integran este espacio ya venían participando en diversos proyectos de la organización y se les propuso un gran desafío: formarse para construir un barrio mejor. Desde FTC tomaron responsabilidades en diferentes eventos barriales, en el Día del Estudiante y realizaron un viaje a Chapadmalal. Es importante destacar que en los talleres realizados durante el viaje tuvieron un reconocimiento de su participación: por su motivación al debate y la representación de su grupo para asistir a las asambleas de jóvenes que se realizaban todos los días de encuentros.

“Formar líderes barriales, implica -según Jimena- trabajar lo comunitario, el compromiso, la capacidad de delegar y el trabajo en equipo de manera articulada. Se busca que se conforme un grupo de jóvenes autónomo que se autogestione.”

Por su parte, el espacio de Adultos, por ahora, trabaja con mujeres, mientras se intenta incorporar a algunos hombres al grupo de trabajo. Este grupo está integrado por participantes que ya vienen trabajando,  mucho en sus proyectos y por el barrio, pero que tenían el desafío de un mayor nivel de reflexión y formación. Estela, una de las referentes del proyecto cuenta que notó una motivación del grupo para seguir adelante y el reconocimiento de que estar en grupo es necesario para que no caiga la voluntad. “Me da gusto saber que si hay gente que quiera involucrarse más con EnAcción, tenga un espacio donde hacerlo”, comentó reflexionando sobre la experiencia en su primer año.

FTC Adultos, en la misma línea que los jóvenes, trató el liderazgo, resolución de conflictos, y realizaron un mapa de instituciones y otras organizaciones en la zona. Un relevamiento de las principales problemáticas  que afectan a la comunidad es importante, ya que esto permite saber sobre qué cosas, desde nuestro rol como participantes de EnAcción, podemos contribuir a mejorar o transformar. “Creo que el grupo se consolidó y es uno de los que más tiene foco en las dimensiones de participación comunitaria. El acento del grupo está puesto en la formación de los vecinos para este tipo de participación y, más allá de algunos ajustes necesarios, el objetivo se viene cumpliendo”, nos comentó Luciana, una de la referentes.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.